Ya son más de 4 décadas las que Alberto Cerdán lleva dedicándose al mundo de la peluquería, tiempo en el que se ha convertido en todo un icono de lujo y calidad en este sector. Además ha sido peluquero habitual en las producciones del estilista Carlos Nieves y para su marca un1kos. En esta entrevista nos desvela los secretos de su profesión.

Después de 41 años dedicados a la peluquería, ¿qué le queda a Alberto Cerdán por conquistar en este sector?

¡Mucho! Aunque suene a tópico y a frase hecha, cada día uno aprende y ve cosas nuevas, y no sólo de las personas con las que trabajo codo con codo cada día, sino también de nuestras clientes. En un mundo dónde la información está al alcance de la gran mayoría de personas, el poder dedicarme a una profesión que llevo en la sangre, en la que la implicación humana es parte de la misma; es una gran suerte cómo poder compartir ideas técnicas y experiencias con todas las personas que pasan por mis manos.

¿Cuál es la clave para mantener una peluquería en el éxito y no dejarse afectar por la crisis?

La clave se resume en una palabra: trabajar. Todos hemos tenido que reinventarnos en esta época de crisis y aunque no siempre se puede, hay que intentar sacar el lado positivo de los tiempos bajos, y es que se demuestra que cuándo hay una buena labor detrás, todo fluye. Lego a las 9 de la mañana a mi salón y sigo trabajando hasta la hora de cierre; lunes mártes y miércoles en Barcelona, jueves y viernes en Madrid, y los sábados me divido entre los distintos salones que tenemos por el resto de ciudades (Canarias, Valencia, Marbella,…), esto provoca un gran sacrificio ya no sólo en lo laboral, sino también en el terreno personal, pero todos somos conscientes que la clave del éxito radica en seguir creyendo en lo que nos hace fuertes.

¿Qué proyectos tiene en mente Alberto Cerdán?

Ahora mismo nos encontramos en una época de nuevos proyectos dentro de nuestro grupo. Hemos abierto 2 salones en la Costa del Sol, uno en Puerto Banús y otro en Mijas, así como un Instituto de Kérastase en Puerto Banús. Además, a la misma vez, hemos trasladado nuestro “flagship” de Madrid a la calle Ortega y Gasset; un espacio de absoluto confort dedicado a la belleza íntegra, dejando patentes aún más nuestra filosofía de lujo y calidad.

Cuéntanos una regla de oro para cuidar el cabello.

Nutrición. Jamás un cabello será bonito si no está en su estado nutritivo óptimo. A medida que pasan los años el cabello se va deteriorando al igual que la piel, si a esto le sumamos agentes externos como el sol, la polución, las aguas cloradas, excesivas coloraciones, planchas y secadores sin utilizar protección térmica… Todo esto hace que el cabello pierda salud y por tanto no refleje una imagen de cabello sano. Nosotros recomendamos siempre el uso de productos profesionales, aconsejados siempre por los expertos en peluquería. Cada uno de nosotros tiene un cabello y unas necesidades completamente diferentes, de ahí que no nos sirve utilizar el chamú de nuestra hija o el champú de nuestra madre.