Aunque hoy en día el cinturón es un básico que no debe faltar en el armario de ninguna mujer no fue hasta los años 20 cuándo su uso dejó de ser exclusivamente masculino y asociado con los militares. Actualmente, además de embellecer nuestra figura pueden cambiar totalmente nuestro estilo.

Existen miles y millones de cinturones de todo tipo de colores, tamaños, formas y materiales. Antes de conocer a Carlos Nieves y a su firma un1kos, nunca había visto cinturones tan originales: realizados en metacrilato, con esbeltos “relieves” , imposibles formas y particulares colores. Si tienes algún evento cercano y quieres ser la envidia de los asistentes te recomiendo que te enfundes una de éstas particulares piezas cuasi joyas.

La nueva colección de un1kos en carey es ideal para darle un toque de distinción a tu vestido de fiesta pero también los puedes combinar con tu modelo más casual: una túnica, un jersey de lana o un vestido de algodón lucirán de una manera muy especial con un cinturón de un1kos.

También puedes crear un clásico dúo dinámico de blanco y negro, añadiéndole a ese vestido blanco un cinturón negro realizado en metacrilato.

Si lo que pretendes es ganar el premio a la más original a la par de elegante puedes enfundarte un cinturón y colocártelo al revés en un vestido de seda negro y con la espalda al aire.

Los cinturones de cuero son un clásico, si los eliges anchos y ceñidos a la cintura ensalzarán tu silueta además de otorgarle una viva personalidad a tu look.

Para las más atrevidas los cinturones grandes en colores llamativos y formas inusuales son la mejor opción. Los cinturones en flúor dan un toque transgresor y sexy a un sencillo vestido monocolor. ¡Combínalo con labios rouge llamativos y algo de bisutería a juego para romper la monotonía en un día divertido!