“He tenido un sueño” me decía Carlos, uno de los pocos días en los que en este invierno hacía frío de verdad. Me llama como de costumbre para comentar la nueva colección pensé yo. Tengo que hacer algo diferente, me dice directamente al descolgar, para la próxima colección otoño-invierno 2016. Yo lo escuchaba atento sabía que las musas habían tocado a su puerta y algo me decía que partíamos de cero.

Él es así, un alquimista y por ello tiene licencia para cambiar todo hasta el último momento. Así es como dota de alma y personalidad propia a cada una de sus creaciones. En este punto le digo y bien ¿que hacemos? Dejar lo que estabamos haciendo me responde aún no es su momento. Para el próximo invierno quiero que nuestra colección aporte una sensación de calor Un1ka para cualquier persona que lleve o simplemente vea nuestras piezas.

Por un momento me pongo nervioso, contengo la respiración mientras pienso: ¿nos dará tiempo? Recuerdo los días y noches sin dormir el taller para terminar la anterior colección. Sonrió al darme cuenta que como siempre lo conseguiremos y una vez terminado volveremos a decir ha merecido la pena. Carlos me dice: “imagina algo cálido”, le respondo sin pensar el caribe. Allí es donde tenemos que ir en mi sueño habían piratas dentro de edificios opulentos y recargados como la sala de los espejos en Versalles.

Cojo mi maleta de mano en gacela roja, una genial idea que está arrasando, guardo mi cámara de fotos, algo de ropa y me dispongo a partir durante 15 días a la Isla de la Española (isla caribeña, con elementos coloniales y refugio de piratas como barba negra).

Una vez allí me centro en los elementos que me ha indicado y en todo aquello que llame mi atención. Hablamos a diario de lo que he visto y mis sensaciones al fotografiarlo, revisa minuciosamente cada una de las imágenes que le envío hasta que sin querer se me cuelan algunas fotos hechas en África para la colección anterior. Al verlas me dice he visto el rey que coronará esta colección.

Ahora ya puedo volver, el trabajo está hecho y toca trabajar en el “laboratorio”. Estamos en ello noche y día pues queda menos de un mes para presentar la nueva colección.

Aquí tenéis las pistas que llevan a nuestro tesoro. Para poder encontrarlo debéis seguirlas con mucha imaginación y creatividad.

By Jean Galiana