Esta sevillana ha sido una de las Misses más bellas que ha visto pasar España. En 1996 se proclamó la más guapa de nuestro país y desde entonces no ha parado de trabajar cómo modelo y presentadora.  Fue esa pasión por el mundo de la moda, la que la  obligó a abandonar su carrera de Magisterio para convertirse en una gran artista. Durante 4 años, presentó uno de los programas de más éxito del momento “Noche de Fiesta”, de José Luis Moreno.

Actualmente, además de sus múltiples intervenciones en televisión cómo presentadora y de ser la imagen de una conocida marca de tecnología,  escribe el blog “De viaje con María José Suárez” para Hola.

Lo que si es cierto es que Maria José es una profesional de los pies a la cabeza. Durante la producción para la revista Interviú al cargo de la fotógrafa Teresa Peyrí, no se quejó ni un momento ni siquiera cuándo casi se queda sin piel tras pasarse horas sentada en una dolorosa silla de faquir con pinchos. Cómo anécdota cabe destacar que la vestimenta con clavos resultó ser de lo más sanguinaria tanto para el estilista, Carlos Nieves, cómo para el peluquero, Moncho Moreno, quienes acabaron repletos de sangre cómo un cristo crucificado.

El doloroso vestuario- atrezzo que hizo de esta producción un trabajo original y muy cuidado no consiguió romper la magia y la tranquilidad de trabajar con esta espectacular artista.