Bajo una estética Pin-up, estilo y glamour se dan la mano en un editorial repleto decoquetería y color que, de la mano del fotógrafo Full González, nos traslada hasta una barberia de los años 50 para vestir la temporada de un revival de Tendencias.